domingo, 8 de mayo de 2011

Cuaderno de Ruta III : Día Siete

Cuaderno de Ruta III : Día Siete
Un año más las hojas han surgido de entre las desnudas y grises ramas. Un año más el cielo lo cubren oscuras y elegantes golondrinas con sus cantos. La primavera está aquí y con ella se llena cada palmo de terreno con testimonios de vida.  


Camino desairado por el sinuoso sendero observando cuanto me rodea. ¿Por qué está esta vida tan llena de contrastes? ¿Por qué oscila la balanza de un modo tan desigual? ¿Por qué el raudo expirar de estos días? ¿Por qué? ¿Por qué?...


Me paro en seco. Alzo mi mirar al cielo inquisitivamente. De repente, encapotado, gris, taciturno. Un imperioso fulgor parece romper las grises nubes y entonces sucede. Llueve. Permanezco mirando al cielo unos segundos más. Las gotas de lluvia cubren mi cara, resbalan hasta mojarme por igual. Entonces miro al frente y sonrío mientras reanudo mi camino hacia ningún lugar. Adelante, siempre adelante.

8 comentarios:

jaramos.g dijo...

¡¡Extraordinario, Cecilio!! Fíjate que es difícil escribir sobre la primavera ya a estas alturas de la literatura... En comparación con el año pasado, estos "cuadernos de ruta" representan millas adelante, están a una gran altura. De lo que no puedo menos de alegrarme infinitamente. Felicidades, y ¡adelante, siempre adelante! Salud(os).

C3C1 dijo...

!Muchísimas gracias! Lo cierto es que este comentario me viene demasiado bien porque lo cierto es que ultimamente, mientras escribía esta entrada, y sobre todo en los días que la precedieron no estaba muy sobrado de ánimo (ya te comentaré). Así que por supuesto, gracias, muchas gracias, gracias dobles :)

Seguiré con los cuadernos de ruta, porque creo que he encontrado mi línea.

Un abrazo!

Sandra dijo...

¡¡Increible como siempre Cecilio!! Se que tardo en comentarte pero es sólo porque la primera vez que lo leí me di cuenta de que necesitaba leerlo tranquilamente, necesitaba comprender bien lo que sentías al escribirlo y eso solo podía hacerlo leyéndolo despacio, no puedo decirte más que lo que ya te he dicho millones de veces, no dejes nunca de escribir porque cada día lo haces mejor y porque al menos a mi tus entradas me hacen pensar que lo estoy viviendo, ¡increíble tu forma de describirlo todo!, no cambies nunca primo porque tu forma de ver la vida es la mejor, te quiero!!!

Ricardo dijo...

Muy bueno, muy bueno, ya te dije lo que me sorprendió descubrir tu estilo... sigue escribiendo, está claro que es lo tuyo.

Un abrazo

C3C1 dijo...

Muchísimas gracias, de verdad. Me animáis mucho con vuestros comentarios, y no sabéis cuanto se aprecia. Gracias otra vez.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

De nuevo, te superas. Me sorprendes con cada publicación, es absolutamente sorprenderte lo que eres capaz de crear.No cabe duda que contigo la sensibilidad esta a flor piel, los sentimientos al tacto. Sirves para mucho, y para esto también. Con cada creación eres capaz de plasmar algo que a todos nos pasa y que , ninguno somos capaz de hacer. Cada vez me sorprendes más.Ánimo, jamás dejes de escribir. Me haces sentir bien, me haces sentir yo solamente con leerte. Un fuerte abrazo. Gracias

C3C1 dijo...

Gracias querido Anónimo :)
Una pena que no sepa quién eres, pero gracias de todos modos. En cuanto a mi, hago lo que puedo, escribo lo que me sale, y me encanta que transmita, que se valore y sobre todo que se lea. Gracias de nuevo.

Un saludo, C3C1

Anónimo dijo...

La verdad, no creo que sea necesario que sepas quien soy, es algo irrelevante. Suerte