martes, 9 de junio de 2009

¿Existe Dios?

Sí, existe. Dios nació junto con la necesidad humana de eludir responsabilidades, es decir, con la renuncia parcial a nuestra libertad.

No queremos ser libres, no nos interesa, por ello buscamos algo que justifique nuestras acciones, algo que perdone nuestros errores... en definitiva, algo superior e incuestionable.

Por otra parte, el Dios que pertenece a la Iglesia Católica, por ejemplo, no es más que la percepción de unos cuantos individuos, de lo que para ellos debía ser Dios. Más tarde todo se convertiría en un negocio, que aún hoy es rentable.
Pero seguir hablando por esa rama, sería desviarme del tema.

Como conclusión; Dios existe, es uno, personal e intransferible (como las tarjetas de créditojej), ya que nace en cada persona de tal o cual modo. Sintetizando, todo aquel que afirme que su Dios es el verdadero, a mi juicio está en lo cierto

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Dios existe, pero no es un ente separado de la vida misma ni de nosotros...en ese sentido no te has equivocado, Dios está dentro de cada uno de nosotros, pero también dentro de cualquier cosa material, animada o inanimada. Un saludo.
Soy tu profe, Javi.

Anónimo dijo...

Yevas razón, pero yo opino como Elia:
DIOS SOY YO =)

Anónimo dijo...

Ceci me a gustado tu argumento y en gran parte lo comparto, tu compañero, Inky xD.

Basilio Pozo-Durán dijo...

para mí lo que existe es la idea de dios, y yo no creo en ella

existen personas que sí creen en esa idea, que les sirve para explicarse el mundo y ser más felices

para mí no es un problema de libertad, simplemente de utilidad, si te sirve para responder a las últimas preguntas sobre la existencia

a mí me dejó de servir hace algún tiempo

desde entonces afirmo no creer en la idea de dios

ELIA dijo...

Las respuestas a las preguntas tienen algo más que la mera respuesta. Incluyen un proceso de elaboración del pensamiento. Al emitir esta pregunta no trataba de llegar a una respuesta concreta sino que se viviera ese proceso de búsqueda de entendimiento. El juego de la mente que es crear opinión. Además de enfrentarnos a preguntas cuya respuesta evoluciona con nosotros. De cualquier modo, habría que empezar por preguntarse qué es existir y seguir por definir qué es Dios. Añado que empecé a preguntarme ésto cuando supe de no pocos científicos renombrados que en la vejez aseguraban creer en la existencia de Dios. Me hubiese gustado emplear más tiempo en conocer la definición de cada uno de Dios. Al margen se me ocurre jugar con definiciones y conceptos a niveles básicos de la física (ay! y cómo me gustaría saber hablar matemática) y entonces podríamos llegar a afirmar cosas como Dios soy yo.